Rellenos de ácido hialurónico

Los rellenos de ácido hialurónico son una de las técnicas médicas y estéticas en las cuales más se emplea este maravilloso producto, por varios motivos. Vamos a ver en primer lugar en qué consiste.

Todos conocemos lo común que es la aparición de todo tipo de surcos y líneas de expresión, principalmente en el rostro de las personas y con el paso del tiempo. La edad provoca que la piel pierda tensión, y aparezcan estos elementos que hacen que se pierda belleza estética. Su aparición está principalmente relacionada con algunas zonas concretas de la cara, somo suele ser la frente, las comisuras de la boca, la zona inferior de los ojos, y las llamadas patas de gallo.

Relleno con ácido hialurónico

Normalmente un tratamiento de relleno con ácido hialurónico consiste en pequeñas infiltraciones en la zona a tratar, con las cuales se pretende reproducir la situación anterior de la zona tratada. Eliminar los surcos, o suavizar las líneas de expresión. Siempre de una manera natural y controlada. Una de las grandes ventajas que supone el ácido hialurónico frente a otros productos es el hecho de ser una sustancia natural del propio cuerpo y que por tanto nunca es rechazada, sino aceptada.

El producto, con el paso del tiempo va siendo reabsorbido de manera paulatina y natural.

Para realizar un tratamiento de relleno con ácido hialurónico, es necesario normalmente dormir la zona a tratar mediante anestesia local. La infiltración se realiza mediante pequeños pinchazos, siendo un tratamiento que tiene un tiempo de ejecución muy corto. En ocasiones, algunos especialistas médicos preferirán partir la actuación en dos sesiones, para poder ver resultados al cabo de unos días y realizar el tratamiento de una manera más exacta y controlada.

Al finalizar la infiltración, un paciente puede tranquilamente volver a su casa y realizar vida completamente normal, ya que se trata de una operación nada intrusiva y que genera resultados indoloros. La zona presenta un aspecto casi definitivo al cabo de un par de días de la aplicación, cuando cualquier tipo de leve hinchazón desaparece por completo.

Las resultados de los rellenos con ácido hialurónico son espectaculares. Para empezar, gozan de firmeza siempre y cuando hablemos de ácido hialurónico reticulado monofásico. En caso de que no sea así, el ácido puede tener poca consistencia y con el tiempo formar pequeños “grumos“. Los buenos dermatólogos siempre utilizan reticulado monofásico, pero hay que informase bien antes de dejarse hacer.

Rellenos de ácido hialurónico

Estos resultados duran normalmente entre año y año y medio. Si un dermatólogo nos dice que la duración es menor, es muy posible que no nos esté inyectando ácido hialurónico de buena calidad.

La zona tratada suele presentar una muy ligera hinchazón durante las horas posteriores a la infiltración, y algo de enrojecimiento o posible hematoma por los pinchazos, que desaparece en unos dos días. Todos estos efectos son perfectamente camuflables utilizando maquillaje de manera muy sencilla.

Como vemos, el ácido hialurónico es ideal para todo tipo de rellenos faciales. Más adelante hablaremos del caso concreto de los labios, en el cuál este producto presenta también unos resultados espectaculares.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO